Los Amores Imaginarios

0 191

Lo dulce y lo amargo del amor platónico.

Amor platónico se entiende como amor no correspondido. Idealizado. Perdura en nuestra mente no por aquello que hemos vivido con él,  sino por lo que queda imaginado en nuestras fantasías. Y si bien se trata de sentimientos no realizados, se convierten en un extraño recordatorio de que nuestros anhelos no tienen porque cumplirse cuando despertamos del ensoñamiento. De esto trata la película que pasamos revista, Los Amores Imaginarios, producción del año 2010 y que recomendamos encarecidamente en este periodo vacacional.

Francis y Marie son dos amigos aparentemente bien avenidos. Introvertidos, desencantados con el resto del mundo, y con un gusto muy especial para manifestarse con lo que llevan puesto, entran en conflicto cuando aparece Nico, una suerte de adonis con rizos. Lo que era hermanamiento se convierte en sutil batalla, en celos; en intentar conquistar a Nico cueste lo que cueste y arrase a quien arrase. Como todo, les implica un precio muy alto. Y las historias de amor, ambas, siguen su curso.

 

Foto1

 

Los Amores Imaginarios es la segunda película del procaz y prometedor Xavier Dolan, que firmó esta película con tan sólo 20 años. Ahora, con tres películas más (Laurence Anyways, Tom á la Ferme y Mommy, premiada en el pasado festival de Cannes), se confirma lo que ya con esta película apuntaba; un talento superlativo y extremadamente sensible, que bebe en influencias de la nouvelle vague francesa, pero también del gusto musical de Tarantino, del cine lírico de Sofía Coppola y Wong Kar Wai, o de la perfección formal y atracción por lo transgresor de Almodovar. A pesar de encontrarnos una historia de tres aquí no hay rastro de menage. Los personajes sufren en silencio o en confrontación contenida el juego de seducción iniciado por Nico. Ambos viven en un “delirio amoroso” (como reza la cita con la que comienza la película), esperando y anticipando el encuentro con él. Hay escenas de gran potencia visual; donde el color, vestuario, banda sonora y fotografía sintonizan en hermosas melodías.  Apenas hay palabras, pero el poder de sus imágenes es suficiente. Son especialmente relevantes los momentos de preparación a una cita con Nico; los dos personajes explotan en sensualidad e inocencia, en una falsa fantasía que nunca llegará a suceder. Tal es la frustración y soledad de ambos personajes que su historia se intercala con encuentros sexuales con parejas anodinas, y que contrastan enormemente con el colorido de las escenas pre-Nico, o con Nico. En efecto, en esas escenas todo es monocromático y siempre se produce en oscuridad, rescatándose fragmentos y caricias, sabiendo que lo que se encuentra en esos momentos siempre estará incompleto.

La elección de los actores es fabulosa. Si bien el objeto de deseo es desempeñado con eficacia por Niels Schneider, son Marie y Francis, interpretados por Monia Cokri y el propio Xavier Dolan,  los que merecen un mayor reconocimiento, en roles perfectamente ensamblados y que transmiten ese aura huidiza, solitaria y neurótica de cualquier amor no correspondido; culminante en actos de autodestrucción, vacío y muy cercanos al ridículo. La película también cuenta con testimonios de personajes anónimos, que van apareciendo a lo largo del metraje y que suponen voces en off de lo que luego vivirán Marie y Francis, y que, aunque no aportan nada nuevo, realzan el mensaje que se respira durante toda la película.

Con todo, resulta asombrosa la madurez con la que Xavier Dolan presenta su historia. Sin duda, parece la visión propia de un joven avejado, que mira no ya con la curiosidad inherente de un joven de su edad, sino de un hombre que ya lo ha visto todo, y que no puede evitar hacer una mueca de desencanto y amargura ante lo que está contando. Y es que en realidad tampoco deja una ventana a la esperanza porque, el objeto siempre es el que es y nosotros estamos abocados, irremediablemente, a cometer los mismos errores.

Escrito por Caulfieldvd (David Blanco Castañeda).  

Man

Ver todas las contribuciones de Man

Similar articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Contacto con Nosoloindie.com

Si tienes algo que contarnos o quieres colaborar con Nosoloindie.com escríbenos aquí.